jueves, 2 de febrero de 2012

¿Qué es la generación espontánea?

Desde la antigüedad, era creencia común que los seres vivos podían nacer espontáneamente de la materia en descomposición.


Creer en esta generación espontánea no carece de lógica. Todos hemos visto cómo aparecen gusanos en la carne en descomposición o la presencia de insectos en la basura. Pero, usando una lupa, veríamos que en estos lugares se depositan huevos, de los que nacen nuevas generaciones de seres vivos.


Aristóteles pensaba que los seres vivos podían surgir de la materia no viviente.Afirmaba que las moscas y mosquitos nacían del lodo de las charcas, o que los peces surgían de entre las algas en descomposición.


En el siglo XVII se hicieron experimentos en los que se comprobó que los gusanos de la carne son, en realidad, larvas de moscas. Gracias a observaciones rigurosas, se fue descartando la creencia en la generación espontánea.


Cuando se descubrió la existencia de los microbios, se vio que estaban presentes en muchos lugares como en la materia en descomposición o los alimentos en malas condiciones. Este descubrimiento apoyaba la idea de que, a partir de estos materiales, se pueden formar organismos vivos.


En el siglo XIX, Pasteur demostró la falsedad de la generación espontánea. Gracias a una serie de ingeniosidades experimentos, pudo comprobar que los microbios son capaces de comtaminar cualquier material que esté en contacto con ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada